Saltar al contenido

Las Gárgolas de Notre Dame

¿Quién de ustedes recuerda esos tres personajes cantores con un sentido del humor icónico y fieles apoyo de nuestro Quasimodo “el jorobado” de Notre Dame? Esas tres piedras que mucha gracia nos hicieron cuando éramos pequeños son realmente unos grandes personajes de la historia francesa.

Antes de ponernos intelectuales, hagamos una pausa, quizá muchos lo sepan y otros probablemente no, pero esos graciosillos no son gárgolas, como muchos llegamos a pensar, sino quimeras.

Las gárgolas son estructuras huecas que tienen como finalidad evacuar el agua de lluvia de los tejados, por otro lado, están las quimeras que son figuras ornamentales.

A menudo, quimeras y gárgolas se suelen confundir y relacionar por las figuras antropomorfas y demoníacas que predominan en su diseño arquitectónico.

Índice de Contenidos

    La Gargouille: Historia de las gárgolas de Notre Dame

    Las gárgolas de Notre dame tienen un profundo misticismo anclado a la religiosidad. Cuenta la leyenda que en un bosque de la Francia medieval, cerca del pueblo de Rouen había un dragón llamado Gargouille, que causaba destrozos.

    Los habitantes cansados de que inundaba barcos, incendiaba parcelas y se comía todo a su paso, buscaban ayuda de todas las formas.

    Entonces el sacerdote cristiano Romanus propuso al pueblo matar a Gargouille, si aceptaban ser bautizados y fundaban una iglesia, por la desesperación, los habitantes accedieron.

    Sin preparación alguna, Romanus, dominó al dragón con solo una cruz, volviéndolo totalmente dócil. Gargouille fue quemado y su cabeza instalada en el ayuntamiento como recordatorio de la promesa del pueblo y con el objetivo de espantar otros males.

    Historia de las gargolas de notre dame: la catedral que se ubica entre el limbo de la historia y lo misterioso de lo fantástico

    La catedral de Notre Dame se encuentra ubicada en La Cité y es la obra arquitectónica con más señorío cuando se trata del estilo gótico.

    La edificación de la catedral comenzó en el año 1 163 y terminó en 1 345 y a lo largo de la historia tuvo varias remodelaciones.

    La más extensa fue en 1 790 durante la revolución francesa cuando la profanaron, saquearon y destruyeron en los disturbios de la época. En 1 802 la catedral se desacralizada y vuelve a funcionar normalmente.

    EN 1831, la catedral de Notre Dame gárgolas, fue remodelada nuevamente para reparar e incorporar más elementos de estilo neogótico. Entre las nuevas inclusiones están las célebres quimeras del arquitecto Eugéne Viollet-le-Duc.

    Las vigilantes de la ciudad de la luz

    La historia guarda hechos y enigmas que solo conocen quienes vivieron durante la época y que los historiadores con gran imaginación apenas pueden aludir.

    Lo que hace famosa a Notre Dame no es, precisamente, la arquitectura, lo que realmente la hace impasible es el atractivo misticismo que se mantiene a través de las décadas.

    Durante años, los historiadores y fanáticos del ocultismo han tratado de descubrir y contar el secreto que emanan las famosas gargolas catedrar notre dame y quimeras que desde lo alto de la catedral, según algunos, velan por la justicia y la vida de sus ciudadanos.

    Muchas son las historias y leyendas que se cuentan:

    Una muy famosa relata sobre la noche de 1 431 en la que ardió Juana de Arco, se dice que por tal sacrilegio, las monstruosas gargolas catedral de notre dame alzaron vuelo y aterrorizaron la ciudad dejando miles de cadáveres a su paso.

    Otra, un poco más maligna cuenta sobre un pacto demoníaco. Cuenta la leyenda que Bisconert, el herrero encargado de la puerta Santa Ana, hizo un pacto con el demonio para poder terminar la entrada a tiempo, una vez acabada, Biscornat murió.

    Al inaugurar se la catedral la puerta no se abría hasta que se roció con agua bendita. Existe la leyenda de que la mayoría de las gárgolas de la Catedral de Notre Dame las puso el mismo demonio.

    Una de las principales intenciones de los diseños terroríficos de las gargolas de la catedral de notre dame es la de inducir a los feligreses la creencia de que el mundo era un lugar de perdición y solo dentro de la iglesia podrían estar a salvo.

    ¿Cuantas gargolas tiene la catedral de Notre Dame?

    Las Gárgolas originales de la Catedral de Notre Dram construidas al principio se destruyeron o quitaron por el deterioro del clima y el tiempo.

    En la restauración de las gargolas de la catedral de notre dame se añadieron nuevas gárgolas y se adicionaron las famosas quimeras de la fachada.

    El pasillo de la galería cuenta con 54 quimeras: bestias, demonios, harpías, grifos y cualquier figura fantástica media humana, medio animal.

    Entradas relacionadas

    Settings