Saltar al contenido

Bicarbonato de sodio con agua

agua con bicarbonato

El Bicarbonato de Sodio (NaHCO3) es una sustancia química, no es de origen natural. Sus usos más frecuentes están en la panadería, en la repostería, en la producción de bebidas gaseosas, en la fabricación de desodorantes, detergentes y dentífricos.

Su uso debe ser moderado ya que es un compuesto abrasivo. También se lo utiliza para blanquear pisos, destapar cañerías domésticas, limpiar la plata y con fines domésticos.

Combinado con el agua, por lo general sus usos hacen referencia a descongestionantes estomacales, para el alivio de la llenura y la acidez estomacal.

En cualquiera de estos últimos casos mencionados, no se debe exceder su consumo más allá de las dos semanas y no se puede consumir más de 400ml diarios (dos vasos).

No se debe permitir la ingesta en niños menores de 12 años, ni en niños que presenten diarreas, vómito, fiebre o malestares estomacales asociados a la gastritis.

Tomar bicarbonato de sodio con agua

El bicarbonato de sodio tomado resulta beneficioso para mantener la salud del cuerpo, manteniendo los niveles adecuados de pH. Se puede ‘tratar’ problemas específicos a nivel de estómago, cálculos renales, gota, infecciones del tracto urinario e incluso en el rendimiento atlético.

Pero antes de continuar, ¿sabemos qué es el pH? Éstas son las siglas de “potencial de hidrógeno” y funciona como una medida de la acidez o el nivel de alcalinidad de las soluciones y/o sustancias, sean estas de origen natural o artificial.

El desnivel del pH en el cuerpo humano causaría disminución del sistema inmune, calcificación de los vasos sanguíneos, caída del cabello, cansancio generalizado, entre otros síntomas.

La escala del pH se establece desde 0 hasta 14: donde 0 es el extremo de ácido, mientras que 14 es el extremo de alcalino. Un pH de 7 es el intermedio y se conoce como pH neutro.

Con esta explicación es importante destacar que el bicarbonato de sodio puede contribuir a la regulación del pH en el cuerpo humano, pero su consumo debe ser mesurado, porque como hemos visto, alterar el pH causaría una serie de molestias.

El uso más frecuente del bicarbonato está directamente relacionado con la acidez gástrica y con el blanqueamiento de los dientes. En ambos casos su uso debe ser medido y no debe convertirse en un hábito, ya que su consumo desmedido puede alterar el pH del cuerpo humano.

Para el caso del consumo de bicarbonato de sodio, se recomienda disolver una cucharadita en un vaso con agua (200 ml), y consumirlo en ayunas, de preferencia, 30 minutos antes de la ingesta de cualquier alimento.

Si lo usa como blanqueador de dientes, colocarlo sobre la pasta dental una vez que lo haya puesto en su cepillo de uso habitual, lavarse con normalidad y enjuagar con abundante agua al clima, no use agua caliente ni helada, ya que el bicarbonato tiene propiedades abrasivas y puede dejar cierta sensibilidad en los dientes.

Tenga en cuenta estas recomendaciones cuando beba bicarbonato de sodio:

  • Es alto en sodio, no es seguro su consumo en altas dosis ni por largos períodos de tiempo.
  • Personas con diagnóstico de edema o presión arterial alta, no deben hacer uso del bicarbonato o consumirlo bajo controles médicos.
  • El bicarbonato es peligroso en mujeres lactantes y embarazadas, en estos casos su consumo se debe realizar bajo estricto control médico.
  • Si lo consume en ayunas puede producir dolor estomacal o molestias, disminuya la cantidad o frecuencia de consumo si siente efectos secundarios.
  • En el caso de personas con gastritis o ulceras gástricas el consumo de bicarbonato de sodio está prohibido.
  • Si tiene una dieta basada en restricción de sodio, no use bicarbonato de sodio bajo ningún concepto.