Saltar al contenido

PERDER A RED BULL COMO CLIENTE NO RESULTA TAN MALO EN EL ANÁLISIS DEL JEFE DE RENAULT

diciembre 26, 2018

Quedando apenas una semana para concluir el contrato de provisión renovado de manera continua entre las partes previo a la toma de trascendental decisión a mediados de este año con miras a liquidarlo, perder a Red Bull como cliente no resulta tan malo en el ánalisis del jefe de la escudería Renault, Cyril Abiteboul, quien haciendo el balance de la larga asociación de ocho años mantenida con la corporación austriaca encuentra puntos para alabar lo positivo de la relación y, también, reprochar ciertos abusos dados por los choques entre organizaciones.

“Una de las razones por las que decimos “sorry not sorry” por la interrupción de la relación con Red Bull es simplemente porque Red Bull estaba oprimiendo nuestras capacidades de comunicación”, expone el estratega parisino en entrevista concedida al portal especializado ‘Motorsport.com’ para revelar porqué la terminación del vínculo con la casa de Milton Keynes Dons cuenta con lado positivo para permitir el desarrollo de actividades en la fábrica de Enstone, donde sintieron muchos ataques injustificados por la fiabilidad del motor:

“No estábamos equilibrados, no había juego limpio porque Red Bull es mucho más poderoso que nosotros desde el punto de vista de la comunicación. Desde Renault estábamos constantemente en tensión, siempre listos y, en muchas ocasiones, las comunicaciones simplemente se llevaban según su conveniencia, no la nuestra. Y estamos en un mundo donde, lamentablemente, el ruido y el contenido de cualquier comunicación se convierte en la verdadera realidad”.

Por ello, añadiendo a las últimas líneas de la precedente reflexión manifiesta Abiteboul: “Seamos claros: la situación de nuestro motor todavía no está donde tiene que estar, pero no es tan mala como parece cuando escuchas ciertos testimonios ajenos a Renault y puedo asegurar que simplemente será mucho mejor el próximo año”.

“Hubo algunas ventajas con esa relación con Red Bull. Y, francamente, si la historia se escribiera de nuevo, no cambiaría una palabra. Fue genial tener a Red Bull en los últimos tres años, que fueron realmente los años de puesta en marcha de nuestro propio equipo de trabajo, porque ese paquete era capaz de mostrar lo que el motor era capaz de hacer, tanto para lo bueno como para lo malo. Eso es claramente algo que nos ha evitado una situación como la que han sufrido los ingenieros de McLaren”, complementó el gestor de la marca del ‘rombo’ indicando la ayuda detectada en la implicación mantenida con los prusianos para aterrizar el proyecto emprendido en el regreso protagonizado en la ‘F1’ desde 2.014.

Cuestionado acerca de cuanta responsabilidad cabe en el costado de Renault por la debacle ocurrida en el otro elenco al que suministran unidades de potencia, y cuyo coche ‘MCL33’ fue puesto al descubierto respecto a las deficiencias técnicas existentes en la configuración, principalmente en el chasis, apuntó el director de la formación francesa: “Donde McLaren lamentablemente ha estado viviendo bajo una simple ilusión, nosotros no funcionamos así, no nos hacemos ilusiones”.

“No estamos soñando. Sabemos exactamente dónde estamos con el chasis y el motor. Pero ahora estamos lo suficientemente maduros en nuestra comprensión de nuestras fortalezas y debilidades para poder perder Red Bull y concentrarnos, controlar nuestra propia estrategia de comunicación, controlar nuestra imagen, controlar nuestro gasto, controlar nuestra inversión y nuestra estrategia de desarrollo. Tenemos el control y el control fue una de las razones por las que queríamos hacer cambios en nuestros planes”, sentenció Abiteboul reiterando en la diferencia vigente con McLaren para ofrecer mejor monoplaza.