Saltar al contenido

La planificación escolar, una herramienta estratégica que se aprende desde casa

septiembre 13, 2017
ChevyPlan

Quito, 29 de agosto de 2017.- Nuevos retos, amigos y profesores, el aprendizaje de materias distintas y sus mayores niveles de complejidad, son parte de las situaciones que enfrentan niños y adolescentes con el inicio de cada ciclo académico. Estar preparado para el comienzo de esta etapa, involucra de inicio a fin a la familia como soporte integral, logrando así, mejores resultados en el proceso de adaptación.

La planificación escolar, una herramienta clave para el cumplimiento de metas, es la base para organizar de manera efectiva un futuro brillante para nuestros niños y adolescentes. Aseguramos a través de ella, un uso efectivo de los recursos y el tiempo, evidenciado mejores niveles de logro.

El portal colaborativo de EducarChile, apoyado por el Ministerio de Educación de Chile y la Fundación Chile, hace énfasis en que “el aprendizaje puede ser exitoso en la medida que esté cuidadosamente planificado.”

La organización, un vistazo al futuro

Ser organizado es una habilidad que se puede desarrollar y fortalecer con el tiempo. Para ello, crear un plan es el primer paso de la fórmula de la planificación. En este sentido, educamos desde pequeño a un visionario, quien tiene la posibilidad de aprovechar las oportunidades y maximizarlas con programación y esfuerzo.

Según Guía Infantil, revista digital de origen europeo que trata temas de educación y salud de los niños, la actitud de los padres es fundamental para que los hijos adquieran estos hábitos. Destacan cinco puntos para que puedan lograrlo en conjunto:[1]

  1. Trazar objetivos realistas y progresivos.
  2. Mantener la paciencia.
  3. Centrarse en el cumplimiento de un solo objetivo dentro de un tiempo determinado.
  4. Reconocer los éxitos del niño, el joven y el padre.
  5. Ser un buen ejemplo. Papá y mamá son el modelo a seguir de sus hijos.

Los padres inculcan el hábito de la planificación

Un claro ejemplo de los resultados positivos que trae la planificación, es el cumplimento de un sueño a mediano y largo plazo a través del compromiso, paciencia y dedicación. De esta manera mediante el ejemplo del padre de familia, se posicionan conductas positivas como la planificación inteligente en niños y adolescentes.

Los más pequeños aprenden de lo que ven de sus padres y repiten estos comportamientos durante su vida. Por ello, es importante involucrar buenas prácticas que sean visibles. Por ejemplo, se puede tomar como referencia la adquisición de un vehículo, que un futuro próximo será una herramienta importante para los jóvenes que se gradúen de secundaria. “Los adolescentes que empiezan el colegio, podrían tener la posibilidad de culminar el bachillerato y obtener su carro propio”, señala Ximena Monroy, Gerente Comercial de ChevyPlan, quien comenta que esta alternativa permite programar el pago de este bien ajustándose al tiempo y facilidades de pago de cada padre.

El concepto de la programación de metas, tanto personales, educativas como profesionales, es un hábito que se puede trabajar y adquirir desde temprana edad. El hogar, es el vínculo principal donde comienza su práctica. Por ello, qué mejor plan que empezar con los padres desde este nuevo ciclo académico poniendo en marcha este hábito de la mano de iniciativas privadas como la que practica ChevyPlan.

La filosofía de responsabilidad social corporativa de la marca líder en compra programada de vehículos en el país, se refuerza mediante la ejecución de charlas a escuelas, colegios y universidades alrededor del Ecuador, las cuales enfatizan la necesidad de crear una cultura personal de planificación para ser exitosos.

Elaborado por: ChevyPlan Ecuador.

[1] Medina Vilma, Guía Infantil, s.f.