Saltar al contenido

Experto en sismos explica cómo actuar correctamente para salvar vidas

junio 5, 2019

Quito, Ecuador. – En vista de los recientes temblores registrados en la ciudad de Quito, el experto en gestión de prevención de riesgos y desastres naturales y profesor de Ciencias del Trabajo y Comportamiento Humano de la Universidad Internacional SEK, Franz Guzmán, indica algunas medidas de seguridad que la ciudadanía debe tomar en cuenta a la hora de un sismo.

La semana pasada, entre el martes 28 y miércoles 29 de mayo, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional registró 18 sismos en la capital del país, todos asociados a la falla de Quito. Las magnitudes oscilaron entre 0,5 y 2,8. El primero de los sismos fue el más fuerte, con una magnitud de 2.75 grados en la escala de Richter.

Franz Guzmán sostuvo que “evacuar inmediatamente los edificios de oficinas altos mientras se está produciendo el sismo es uno de los mayores errores que comete la población”. En su lugar, Guzmán manifestó que las personas que se encuentren en este tipo de edificios durante un sismo, deben primero aplicar la técnica del ‘triángulo de la vida’ que no es más que “buscar un lugar donde protegerse, preferiblemente cerca de columnas o pilares fuertes”.

Según el experto, las personas deben evacuar el edificio una vez que el terremoto haya pasado y no antes, puesto que, si este es muy fuerte, partes de la estructura podrían caer sobre ellos mientras tratan de salir.

Guzmán añadió que evacuar es “salir ordenadamente de un lugar, en este caso un edificio, a un área segura en el menor tiempo posible”. Es por esta razón, indica el catedrático, que los profesionales de seguridad de cada edificio realizan simulacros. A través de ellos se mide el nivel de respuesta de la gente, es decir, cuánto tiempo les toma evacuar todo el edificio. De esta manera, se logra también hacerlo de manera más rápida a la hora de un terremoto.

Finalmente, Guzmán considera que estas indicaciones pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte en caso de un terremoto fuerte, puesto que muchas personas no conocen la manera correcta de actuar o debido al pánico toman decisiones incorrectas.