Saltar al contenido

Día Mundial de la Diabetes: síntomas, factores de riesgo y cómo prevenirla

noviembre 26, 2018

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, tener sobrepeso y obesidad aumenta tres veces el riesgo de padecer diabetes tipo 2. En Ecuador, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición reflejó que el 26% de la población de 12 – 19 años presenta obesidad, mientras que en el 63% de adultos prevalece el sobrepeso. De cara a esta realidad, la Dirección Médica de Laboratorios Bagó, en el marco del Día Mundial de la Diabetes (celebrado cada 14 de noviembre), comparte información importante sobre esta enfermedad, sus principales factores de riesgos y recomendaciones de prevención y control del peso para mantener una vida más saludable.

“La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por la concentración elevada de glucemia (presencia de azúcar en la sangre), a causa de la falta o la mala circulación de insulina. Respecto al sobrepeso, cuanto más elevado es, hay más grasa depositada en el organismo; lo que provoca de forma paralela el incremento de la glucemia. En este punto, la insulina se reduce afectando el control de la glucemia, y originando la conocida hiperglucemia y por ende la diabetes”, explicó el doctor Gregory Celis, Director Médico de Laboratorios Bagó.

La Asociación Latinoamericana de Diabetes señala que el 80% de personas que padecen diabetes presentan sobrepeso. Por ello, la importancia de combatir la obesidad como una forma de prevenir la diabetes. Cabe destacar que, en Ecuador es la segunda causa de muerte después de las enfermedades isquémicas del corazón.

¿QUÉ TIPOS DE DIABETES EXISTEN?

Existen dos clases de diabetes: tipo 1 y tipo 2. Esta clasificación es importante para poder entender el tratamiento, la evolución y la sintomatología de cada una. A continuación, el Dr. Celis explica la definición de cada tipo y sus diferencias:

  • Diabetes tipo 1: Este tipo generalmente afecta más a niños y adultos jóvenes. Es una enfermedad autoinmune, por ello es denominada como una “Diabetes juvenil o insulino dependiente”. Esto debido a que el cuerpo deja de producir completamente insulina, provocando sensación de pérdida de fuerza, ya que es la glucosa la que provee de energía al cuerpo. Los pacientes de este grupo deben usar inyecciones de insulina a diario para proveer al organismo de esta hormona. Los síntomas comunes son: pérdida inusual de peso, fatiga, sed y hambre excesiva, y problemas al orinar, además se puede presentar desmayo, que generalmente es lo que lleva al paciente al médico y es allí cuando es  diagnosticado.
  • Diabetes tipo 2: Esta diabetes es la más común. Se estima que aproximadamente del 90% al 95% de las personas con diabetes padecen este tipo. Normalmente afecta más a adultos mayores de 40 años, es por ello que se la denomina “diabetes de inicio tardío”. Es originada cuando el organismo no produce insulina en cantidades correctas, o los receptores celulares de insulina están dañados, también recibe el nombre de diabetes insulino resistente, generalmente la persona cuenta con antecedentes familiares de diabéticos e hipertensos. Cabe destacar que, de este grupo, un gran porcentaje presentan exceso de peso, de ahí que en los últimos años se ha visto una mayor prevalencia en personas menores de 40 años, obesas y/o hipertensas. Sus síntomas están marcados por visión borrosa, infecciones recurrentes, algunas veces aparecimiento inexplicado de moretones, hormigueos de las extremidades del cuerpo (manos y pies); y todos los síntomas de la diabetes tipo 1.

El Dr. Celis menciona que también existen otros tipos de diabetes relacionados a patologías o estados específicos, como la diabetes gravídica o diabetes gestacional, que se cree es provocada por cambios hormonales.

¿CÓMO PREVENIR LA DIABETES?

De acuerdo con el Director Médico de Laboratorios Bagó, la educación es el pilar más importante para prevenir esta patología o retrasar su aparición en el caso de que se tenga un antecedente familiar “Si toda la sociedad conoce los factores de riesgo, lleva un estilo de vida saludable, y controla su estado de salud con chequeos médicos regulares, sin duda las cifras disminuirán” acotó el especialista. A continuación, más recomendaciones:

  • Monitoreo de los niveles de glucosa en la sangre: Estos pueden ser controlados antes y después de una o dos horas de haber consumido alimentos. Los rangos normales en ayunas van de 90 a 130 mg/dl.
  • Actividad física: Su aporte suma diversos beneficios, entre ellos: regula los niveles de colesterol, la presión arterial, controla en peso corporal, y favorece el buen desarrollo de la insulina para el cuerpo.
  • Alimentación saludable: Este punto es angular ya que una dieta llena en grasas saturada y azúcar contribuye al exceso de peso, que se distribuye en la zona abdominal, y con ello el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Por ello, es importante reducir los alimentos que cuentan con alto contenido de hidratos de carbono.
  • Chequeos médicos: Es importante que las personas se eduquen sobre el impacto de la diabetes en la salud y su calidad de vida. Por ello, lo más recomendable es acudir al menos dos veces al año al médico para someterse a chequeos preventivos. También es importante no automedicarse, y cumplir con la receta administrada por el especialista, ya que de ese modo se reduce el riesgo de sufrir complicaciones graves.
  • Tratamiento terapéutico: Los fármacos administrados dependen del tipo de diabetes, y cuando la dieta y ejercicio ya no rinden efecto. En el caso de la diabetes tipo 1, el tratamiento recetado por el especialista médico es la insulina. Mientras que en la diabetes tipo 2 los fármacos ayudan a mantener la glucosa en niveles adecuados. Laboratorios Bagó, cuenta con productos que apoyan al correcto funcionamiento cardiovascular en pacientes con diabetes tipo II, gracias a que sus compuestos disminuyen los niveles de glucemia en la sangre.