Saltar al contenido

¿Cómo elegir el ambiente de baño ideal según el tipo de construcción?

febrero 4, 2019

Existen diversos tipos de construcciones clasificadas de acuerdo con su funcionalidad, estética y tamaño, en donde la elección del ambiente de baño es importante para lograr un diseño global coherente. ¿Por qué? Gabriela Rodríguez, Diseñadora Industrial de Edesa señala que “en el mercado existe una amplia variedad de opciones a escoger, pero hay modelos de elementos del baño, que se adaptan de mejor manera a las características y necesidades de cada construcción”.

A decir de Gabriela Rodríguez, para la elección del ambiente del baño las construcciones se clasifican en tres grupos: residencial, comercial e institucional. Y para la adecuación de productos del baño se dividen en línea para la vivienda y línea institucional. Para las cuales existen criterios básicos en cuanto a la composición espacial, de uso y empatía con el medio ambiente; éstos son:

  • ¿Quiénes serán sus usuarios? Esta pregunta es básica, ya que la frecuencia de uso y las características del usuario -niño, tercera edad, adulto, personas con discapacidad física- es determinante. Por ejemplo, una tina que es ideal para un adulto o un niño no siempre es buena elección para una persona de la tercera edad debido a su limitada movilidad que aumenta el riesgo de un accidente. En cuanto a la elección del inodoro y grifería en lugares de alto tráfico de personas como centros comerciales, instituciones públicas, privadas y fábricas, la línea de elementos del baño es de tipo institucional. A diferencia de un baño personal de una vivienda, un baño público exige normas de seguridad e higiene más estrictas, así como la accesibilidad que demandan personas de grupos especiales como los niños, y personas con reducida movilidad o silla de ruedas. En los espacios públicos el baño es ubicado en un espacio amplio común dividido por sexos; y en otros espacios se incluye un mudador para cambio de pañales de bebés.
  • Alineación de los elementos: El orden del inodoro, lavabo, ducha, secador en el espacio es vital, no sólo por el aprovechamiento del espacio, sino porque es un factor que está conectado íntimamente con el cerebro de las personas. Esto se explica por cuanto un espacio es más amplio y amigable cuando se ubica en un sólo lado los elementos que a manera de zic – zac; en los baños por lo general de un lado de la pared, de este modo el ojo humano se sentirá más a gusto en la habitación y se simplifica el recorrido. En baños de línea institucional, este factor es fundamental para asegurar una eficaz movilidad ante espacios más reducidos. En el caso de las viviendas o espacios que opten por la estancia de la bañera, se recomienda que la ubicación de las piezas grandes sea al fondo; como la ducha o las bañeras. Esto genera una sensación de amplitud y profundidad. La preferencia por las transparencias para dividir estancias, como una mampara de vidrio, es un tip para amplificar los espacios y evitar el estrés visual.
  • Uso de tecnologías ecoeficientes sanitarios: La preferencia por modelos que ahorran el uso de agua es tanto para viviendas como para lugares de alto tráfico de personas. No obstante, en el segundo caso, como centros comerciales, instituciones públicas -privadas, fábricas; la tecnología de ahorro de agua es esencial. Gracias al desarrollo tecnológico, actualmente existen varias alternativas en el mercado que permiten: ahorrar agua, utilizando menos litros por cada descarga; y, a su vez, mejorar la potencia del chorro para una limpieza más profunda de la taza. ¿Cuáles son estas tecnologías?
    • Aireadores o atomizadores de agua: Son unos pequeños dispositivos que se colocan en la grifería y sanitarios que permiten mezclar el agua con el aire, reduciendo el uso de cantidad de agua sin perjudicar la fuerza y el caudal. Existe una amplia gama que puede reducir el consumo de agua hasta un 50%.
    • Reductores limitadores de ducha: Esta tecnología reduce el caudal y presión del chorro de agua. Cabe mencionar que en un estudio llevado a cabo por la marca Briggs, se estima que una regadera consume 9.45 litros por minuto. Si se considera que una persona en promedio se ducha en 15 minutos, el consumo de agua en promedio bordea los 142 litros.
    • Interruptores de descarga de agua en inodoros: En el caso del mercado europeo, la normativa limita la capacidad de las cisternas a 9 litros de agua; no obstante, en el mercado existen opciones de volumen de agua de 6 y hasta 3 litros.
    • Grifos monomando y con detección de movimiento: Los primeros incorporan cartuchos de apertura en frío, evitando el malgasto de agua caliente, como sucede en las griferías tradicionales. En el segundo caso, las griferías disponen de circuitos eléctricos de detección de infrarrojos. De modo que la salida de agua se activa en tanto se percibe el movimiento de la mano, y se cierra de manera automática cuando la mano es retirada.
  • Estética y funcionalidad de elementos del baño: En tanto la forma del inodoro, los inodoros redondos son ideales para espacios pequeños. Mientras que los cuadrados, ofrecen mayor estética y comodidad, pero ocupan más espacio en los laterales. En el caso de grupos especiales, como niños, existe la línea kids adaptados a su estatura; mientras que, para las personas con movilidad especial, existe la línea institucional de sanitarios con especificaciones ADA, que son normas de diseño para baños accesibles; más altos que los sanitarios normales. Para el aspecto estético, existen aquellos que están prensados al suelo, y los pegados en la pared con una separación espacial del suelo, que son una tendencia más modernista para quienes buscan experimentar con algo fuera de lo estándar. La grifería también resulta ser una pieza más vistosa, pues su brillo y diseño es mucho más visible ante el resto de los elementos de un baño.