Saltar al contenido

UNIR se suma a la campaña “Dar una mano digital” que beneficiará a familias ecuatorianas de escasos recursos

Agosto 2020.- La Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) realizó una contribución económica para la campaña “Dar un mano digital” del Gobierno Nacional, el objetivo es garantizar que la educación continúe a pesar de la difícil situación provocada por el COVID-19.

El programa que da continuidad a la campaña “Dar una mano Ecuador”, que entregó 1 millón 300 mil kits de alimentos a las personas más golpeadas por la crisis sanitaria, ahora beneficiará, en una primera etapa, a 1.200 familias con la donación de tablets con conectividad. La meta es entregar 18 mil equipos a escala nacional.

La falta de acceso a internet en las zonas rurales del país ha sido uno de los impedimentos para que muchos niños continúen con sus estudios. A esto se suma que quienes se benefician de los servicios de apoyo y seguimiento que presta el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), no han podido atenderse a través de la virtualidad.

Es por esto, que la campaña supone un hito histórico y un gran esfuerzo de la empresa pública y privada que permitirá que 18 mil familias que no tienen dispositivos electrónicos, ni acceso a internet, puedan contar con estas herramientas tan necesarias en el ámbito de la educación.

La campaña, que fue presentada desde Jama en Manabí, contó con la presencia de Iván Granda, ministro de Inclusión Económica y Social (MIES); Nelson Gutiérrez, representante del Banco Mundial y de forma telemática se conectaron a varios puntos del país, como Cotacachi desde donde Ana Frontela, Country Manager de UNIR en Ecuador, hizo la entrega de tablets a niños de escasos recursos de esta ciudad.

Iván Granda, ministro del MIES expresó que los representantes de UNIR y TikTok, han sido importantes para construir un proyecto conjunto con la empresa privada con amplia responsabilidad social y empresarial. “Esta campaña significa la posibilidad de cuidar una familia a través de un dispositivo digital, porque el dispositivo digital no solo es la tablet, es el acceso a internet, es el acceso a información”, recalcó.

Por su parte, Nelson Gutiérrez del Banco Mundial, sostuvo que este esfuerzo es una respuesta innovativa a la pandemia que ha golpeado especialmente a los sectores más pobres que tiene el país y es una nueva forma de entender el servicio público al poner todo el aparato institucional al servicio del ciudadano.

Ana Frontela, Country Manager de UNIR en Ecuador resaltó que este proyecto sin duda va a contribuir a romper desigualdades sociales en todo el país. “Desde el inicio de la pandemia, el compromiso de UNIR ha estado presente, no solo en la entrega de alimentos, que es la parte más elemental, sino también compartiendo conocimientos sobre educación en línea. Es por este motivo, que estamos convencidos de que, con programas de este tipo, la tecnología va a permitir que la mejor vacuna contra el COVID sea la educación” mencionó.