Saltar al contenido

5 maneras rápidas para lograr que tu compañía sea más eficiente

noviembre 8, 2019

Mejorar la productividad de los empleados debería ser una prioridad en cualquier organización. No importa cuán grande o exitosa sea una empresa, siempre hay margen de mejora en lo que respecta al compromiso y la eficiencia de los empleados. Existen diversos factores que pueden afectar la eficiencia del lugar de trabajo, desde el entorno de trabajo físico de su empresa hasta la estabilidad de la administración. Para que una empresa crezca y aumente la productividad, es importante identificar y abordar cualquiera de estos problemas subyacentes.

Aumentar la eficiencia de los empleados en el trabajo no tiene que ser una tarea desalentadora. Hay una serie de pasos simples que puede seguir para asegurarse de que sus trabajadores siempre completen un trabajo de calidad en el marco de tiempo deseado. Puede tomar una combinación de estos pasos para ver los resultados más efectivos. A continuación en Cara y Sello Comunicaciones presentamos 5 estrategias para aumentar la productividad en el lugar de trabajo.

1. Actualiza tu oficina
El impacto y la importancia del entorno físico de un trabajador a menudo se pasan por alto. El espacio de oficina cómodo y eficiente es esencial para aumentar la participación de los empleados. Todo, desde la iluminación hasta el equipo de oficina, puede marcar la diferencia en la forma en que trabajan los empleados.

Para aumentar la productividad en el lugar de trabajo, dale un vistazo a tu oficina y piensa en lo que necesita actualizarse. Invita a todos los empleados a expresar su opinión obteniendo sus comentarios sobre el entorno laboral actual. Averigua con qué aspectos están contentos y qué cambios necesarios deben hacerse. Fomentar la comunicación abierta con tus empleados es un paso clave para mejorar la participación de los empleados.

2. Adoptar comentarios
Una de las mejores formas de mejorar la eficiencia en el lugar de trabajo es retroalimentarse regularmente. Para que los empleados sean más eficientes, necesitan saber exactamente dónde falta su desempeño. Las revisiones de desempeño de los empleados podrían discutirse en reuniones individuales regulares. En estas reuniones, informa a los empleados dónde se destacan y en qué necesitan trabajar. Recuerda, la retroalimentación positiva es tan importante como la negativa. Brindar comentarios positivos sobre cualquier crítica constructiva ayudará a aumentar tu confianza y los mantendrá motivados para trabajar duro. Los comentarios, en general, permiten que tus empleados se sientan atendidos y les asegura que su trabajo no pasará desapercibido.

El aumento de la productividad en el lugar de trabajo no se trata solo de lo que los empleados pueden hacer mejor. Los gerentes también deben dar a los empleados la oportunidad de dar sus propias sugerencias para mejorar en el lugar de trabajo. Puede proporcionar a los empleados encuestas anónimas que hagan preguntas sobre su satisfacción laboral, la moral con sus compañeros de trabajo y gerentes, y la cultura general de la empresa. En una empresa más pequeña, podría celebrar reuniones de equipo donde todos tengan la libertad de expresar sus pensamientos e ideas para mejorar. Esto ayudará a fomentar una cultura de comunicación abierta que puede ayudar a aumentar la participación de los empleados.

3. Establecer objetivos claros y alcanzables
Cada negocio tiene sus propios objetivos generales. Involucrar a todos los empleados en el proceso de establecimiento de objetivos será clave para aumentar la eficiencia en el trabajo. Cuando los empleados tienen objetivos claros y tangibles para trabajar, les ayuda a priorizar lo que necesitan enfocarse en el próximo mes, trimestre y año venidero. Incluir a los empleados en un ejercicio de establecimiento de objetivos también les muestra que sus contribuciones individuales son valoradas, fortaleciendo así su sentido de propiedad de su trabajo.

El proceso de establecimiento de objetivos debe comenzar con la reiteración de los objetivos comerciales más amplios. Una vez que se establecen estos objetivos, todos los jefes de departamento y empleados deben trabajar juntos para determinar cómo se alcanzarán estos objetivos. Cada empleado desempeñará su propio papel individual en el logro de ciertos objetivos.

4. Oferta de flexibilidad
Muchas organizaciones de la fuerza laboral actual ofrecen a los empleados una mayor flexibilidad en la forma en que eligen trabajar. La flexibilidad en el horario de trabajo, la ubicación del trabajo y la cantidad de horas trabajadas se han convertido en una tendencia común. Estos arreglos a menudo se implementan como un movimiento estratégico para ayudar a mejorar la eficiencia en un negocio.
Los nuevos avances en tecnología digital han hecho posible que los trabajadores hagan su trabajo en ubicaciones remotas. Esto ha permitido más oportunidades para que los empleados trabajen desde casa sin comprometer la productividad. Con una variedad de herramientas de redes sociales y teleconferencias disponibles, es más fácil que nunca para los empleados mantenerse en contacto regular con los miembros del equipo en diferentes ubicaciones.

Los arreglos de trabajo flexibles que permiten a los empleados ajustar sus horas o trabajar desde casa ocasionalmente pueden tener grandes beneficios para una organización. Al permitir que los miembros del equipo tengan más voz sobre cuándo y dónde trabajan, les está dando control sobre sus vidas. Esta flexibilidad es un activo valioso para los trabajadores que desean un mayor equilibrio entre la vida laboral y personal. Un equilibrio más saludable entre la vida laboral y personal puede ayudar a reducir el estrés y la fatiga en sus empleados, lo que probablemente los hará más comprometidos con su trabajo. Otorgar flexibilidad en el lugar de trabajo también muestra a tus empleados que se preocupa por ellos como individuos y que están dispuestos a adaptarse a su estilo personal de trabajo. Esto ayuda a generar confianza y fomentar la comunicación, lo cual es beneficioso para toda la organización. Es probable que los empleados inviertan más en su trabajo si se sienten valorados y confiables por sus gerentes.

5. Promover la buena salud y el bienestar.
La salud física y mental de los empleados desempeña un papel crucial en el éxito de cualquier empresa. Los empleados más saludables podrían resultar en menos días de enfermedad y mayores niveles de rendimiento. Para que los empleados se mantengan enfocados, motivados y productivos, necesitan sentirse lo mejor posible por dentro y por fuera.

Hay muchas formas de promover la buena salud y el bienestar en el trabajo. Las carreras benéficas en toda la empresa, los días deportivos anuales y las competiciones de ejercicios casuales son estrategias divertidas para involucrar a los trabajadores en el ejercicio. Para garantizar que tus empleados mantengan una dieta saludable, ten como prioridad ofrecer opciones de alimentos más saludables en la oficina. Mantener la cocina abastecida con las bebidas y bocadillos más saludables ayudará a los trabajadores a mantenerse energizados durante todo el día.