Saltar al contenido

13 DE JUNIO DÍA MUNDIAL DEL OSTEOSARCOMA O CÁNCER DE HUESOS

julio 18, 2019

Quito, julio de 2019.- Coincidiendo con el Día Internacional del Sarcoma, Takeda Ecuador desea exponer uno de los sarcomas óseo malignos más frecuentes en niños y adolescentes: el osteosarcoma o cáncer de huesos.

Este cáncer de huesos es el más frecuente por lo que representa aproximadamente un 3% de los sarcomas que ocurren en la infancia. El osteosarcoma se suele desarrollar a partir de los osteoblastos (células involucradas en el desarrollo y crecimiento de los huesos), tiende a afectar a los adolescentes que están experimentando el estirón propio de la adolescencia.

Este tumor maligno se origina en las células óseas más inmaduras, las responsables de generar hueso nuevo; destruyendo el tejido óseo normal y debilitándolo. Aunque los sarcomas afectan especialmente a niños y adolescentes, una de las características del osteosarcoma es que es más frecuente en dos edades: entre los 13 y los 16 años y a partir de los 65 años.

Su ubicación más frecuente es cerca de la rodilla, especialmente en el fémur, la tibia y el húmero o cerca de la articulación del hombro; sin embargo, este cáncer puede aparecer en cualquier hueso del cuerpo. El osteosarcoma es algo más frecuente en varones, quizá debido a la mayor duración de la fase de crecimiento del esqueleto comparada con la de las mujeres.

En algunas ocasiones las células de cáncer se propagan a otras partes del cuerpo, como a los pulmones, ocasionando la metástasis. Por lo tanto, los médicos especialistas en esta patología, sugieren a los padres de familia que tomen en cuenta todos los síntomas que sus hijos o adultos presenten como:

• Hinchazón cerca de un hueso
• Dolor óseo o articular
• Lesión o fractura de hueso sin motivo evidente

Así como ciertos factores de riesgo que pueden ocasionar el tumor:
• Un tratamiento previo con radioterapia
• Ciertas enfermedades hereditarias o genéticas, como el retinoblastoma hereditario, el síndrome de Bloom, el síndrome de Li-Fraumeni, el síndrome de Rothmund-Thomson, la anemia de Diamond-Blackfan, la enfermedad de Paget y el síndrome de Werner

A pesar de que no existe una causa determinada para prevenir el osteosarcoma, algunos factores, como tratamientos de radioterapia o padecer de enfermedades genéticas, tienden a aumentar el riesgo de padecer este trastorno.

Para Takeda es importante que la sociedad conozca acerca de las patologías como el cáncer, y en esta ocasión en conmemoración al Día Mundial del Sarcoma, recomienda que todos los signos o síntomas deben controlarse con anterioridad para evitar cualquier diagnóstico tardío y complicado.