cache/resized/bc4cca2a694ba705138cba9d87aa6a34.jpg
Eventos
Para quienes buscan estilo y confort llega una nueva opción al mercado ecuatoriano; se
cache/resized/5a9d8d07aee9f414bde5ae3d3d6ad54d.jpg
Eventos
La planta ensambladora de GM OBB del Ecuador alcanzó un nuevo hito en su estrategia de
cache/resized/cb314dc55b901783d0cb0d07c85efcc2.jpg
Eventos
El Teatro Las Cámaras fue el escenario escogido para la celebración de los VI años de
cache/resized/690fb104ad4b8a082e4e21bd5ce6f511.jpg
Eventos
Chevyplan empresa líder en compra programada de vehículos, da pasos firmes en el Ecuador
cache/resized/3b2745e1f9ff382323c459753e24bfa2.jpg
Eventos
Corporación Maresa Holding (CMH) y la Escuela de Conductores Profesionales ESPOL E.P.
Escrito por  Jun 16, 2015

Comisión de Educación analiza el código INGENIOS Destacado

Hoy la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional conoció el contenido del Código Ingenios cuyo objetivo es impulsar la ciencia, tecnología e innovación en el país.

El presidente de la comisión, Raúl Abad, indicó que por lo técnico del contenido del código es necesario hacer un adecuado análisis y si es necesario además habrán subcomisiones para socializar todos los aspectos que incluye este proyecto enviado por la Senescyt y que desde la próxima semana será socializado en los distintos sectores del país.

"Tenemos 45 días de plazo con una prórroga de 20 para presentar el primer informe al Pleno de la Asamblea", comentó Abad.

Según la asambleista Ximena Ponce el debate sobre el código ingenios es parte de los cambios estructurados para garantizar una democratización del conocimiento. "Existen aspectos importantes como la propiedad intelectual, así como lo relacionado a los bienes públicos. Queremos apoyar a un sistema de innovación orientado a satisfacer las necesidades del país", mencionó Ponce.

El código ingenios busca además garantizar una inversión mínima del Estado del 0,55% del PIB en Ciencia, Tecnología e Innovación, así como el incremento de el número de patentes producidas en el país y evitar la biopiratería.

 

Fuente: El Telégrafo

Top