cache/resized/bc4cca2a694ba705138cba9d87aa6a34.jpg
Eventos
Para quienes buscan estilo y confort llega una nueva opción al mercado ecuatoriano; se
cache/resized/5a9d8d07aee9f414bde5ae3d3d6ad54d.jpg
Eventos
La planta ensambladora de GM OBB del Ecuador alcanzó un nuevo hito en su estrategia de
cache/resized/cb314dc55b901783d0cb0d07c85efcc2.jpg
Eventos
El Teatro Las Cámaras fue el escenario escogido para la celebración de los VI años de
cache/resized/690fb104ad4b8a082e4e21bd5ce6f511.jpg
Eventos
Chevyplan empresa líder en compra programada de vehículos, da pasos firmes en el Ecuador
cache/resized/3b2745e1f9ff382323c459753e24bfa2.jpg
Eventos
Corporación Maresa Holding (CMH) y la Escuela de Conductores Profesionales ESPOL E.P.
Escrito por  May 08, 2016

Consumo de alcohol y felicidad: cuál es la realidad?

Según William Shakespeare: “El alcohol provoca el deseo pero frustra la ejecución”, u otro refrán ingles que dice: Comer, beber y ser feliz!  Refranes a parte, dice un nuevo estudio que,

cuando se trata de consumo de alcohol, es poco probable que esta supuesta felicidad dure por mucho tiempo.

El líder del estudio, Dr. Ben Bamburg Geiger, de la Universidad de Kent, en el Reino Unido, encontró que, mientras que el consumo de alcohol nos hace por un momento feliz, o lo que es lo mismo, nos proporciona una supuesta sensación de felicidad, ello no proporciona satisfacción con la vida a largo plazo y el bienestar.

Los investigadores publicaron recientemente sus hallazgos en la revista Social Science & Medicine.

No es de extrañar que el consumo de alcohol se asocie con una reducción de bienestar. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA), el consumo de alcohol es la cuarta causa principal de muerte prevenible en los Estados Unidos, responsable de alrededor de 88.000 muertes cada año.

El Dr. Bamburg Geiger y sus colegas, sin embargo, dicen que el consumo de alcohol también se considera una fuente de placer. Muchos de nosotros nos gusta tomar una copa después de un duro día de trabajo, por ejemplo, o cuando estamos en la compañía de amigos.

Pero, tomar una copa u otra nos hace realmente felices? Esto es lo que el equipo quería saber.

El uso de mapas para medir cómo el alcohol afecta a la felicidad

Para llegar a estas conclusiones, el Dr. Bamburg Geiger y sus colegas, analizaron los datos del Estudio de Serie Británico 1970 (BCS70), junto con los datos recogidos de una aplicación de teléfono inteligente.

El estudio de series ha involucrado 17.000 bebés nacidos en una sola semana en 1970, que fueron evaluados regularmente entre las edades de 30-42 años.

El consumo de alcohol de los participantes se evaluó mediante la pregunta: “En los últimos 7 días, sin contar el día de hoy, pero a partir del último día, qué cantidad de alcohol has ingerido?”

La pregunta se ajustó para observar qué tipos de alcohol – de cerveza, vino, licores, vinos de licor y refrescos con alcohol.

La satisfacción con la vida de los sujetos fue monitoreado a través de un cuestionario que les pidió que calificaran qué tan satisfechos están con su vida hasta ahora, en una escala de 0 a 10, donde 0 es “completamente satisfecho”.

Para la evaluación basada en el teléfono inteligente, el equipo analizó datos recogidos de una aplicación para el iPhone llamada “Mappiness”, que forma parte de un proyecto de la Escuela de Economía de Londres.

La aplicación hacia un pitido a usuarios anónimos al azar, dos veces al día – entre las horas de 8:00 y 22:00 – y les pedía que calificaran lo felices que estaban en ese momento exacto, así como con quién estaban y lo que estaban haciendo; el consumo de alcohol era una de las opciones disponibles para la selección.

Los investigadores evaluaron las respuestas de más de 31.000 usuarios del Reino Unido, entre los años 2010-2013.

El consumo de alcohol informaba felicidad momentanea

A partir de su análisis de los datos de series, los investigadores encontraron que no había “ninguna relación significativa” entre el cambio de los niveles de consumo de alcohol con el tiempo y la satisfacción con la vida.

Entre las personas que desarrollaron problemas con la bebida, sin embargo, el equipo identificó una reducción de la satisfacción con la vida.

A partir del análisis basados en teléfonos inteligentes, los investigadores encontraron que las personas que consumen alcohol son en gran medida más felices “en el momento”, pero con el tiempo, su felicidad se desvanece.

El equipo dice que ambos análisis representaron el participante con problemas de enfermedad y otros factores que pueden influir en la relación entre el alcohol y la felicidad.

Los investigadores dicen que sus resultados no son capaces de llegar a conclusiones definitivas sobre cómo la felicidad es impactada por el consumo de alcohol.

Sin embargo, dicen que los resultados proporcionan evidencia sobre cómo el consumo de alcohol puede afectar positiva o negativamente el bienestar – algo que ellos creen que no ha sido considerado por los gobiernos cuando la elaboración de políticas de regulación del alcohol.

Los autores añaden:

“Cuentas simples de bienestar con impacto de las políticas sobre el alcohol son, por lo tanto, resultantes engañosas. Las autoridades tienen que tener en cuenta la complejidad de los diferentes impactos de las políticas en diferentes concepciones de “bienestar “, en diferentes períodos de tiempo, y entre los diferentes tipos de consumidores de alcohol.”

El equipo espera que los resultados fomenten la investigación sobre la relación entre el consumo de alcohol y la felicidad y el bienestar, como un medio para informar mejor las políticas sobre alcohol.

Fuente: medicalpress.es
Etiquetado como
Top