cache/resized/685d5ebad287fb0e5de44c907e26acef.jpg

¿Está haciendo EE.UU. lo suficiente para ayudar a Iraq en lucha contra ISIS?

(CNN) - Estamos en el Centro de Comando de Operaciones Conjuntas de la provincia de Nínive donde los oficiales militares estadounidenses e iraquíes están observando de cerca un drone. En la

pantalla, se puede ver a los militantes de ISIS en fila, espaciados uniformemente, contra un banco.

Esta no es la primera vez que el ejército iraquí ha intentado retomar el pueblo de al-Nasr. Cerca del río Tigris, el pueblo es un paso vital en la primera fase de la operación para recuperar Mosul del control de ISIS.

"¡Mira, está disparando!", grita el general Najim al-Jobori, comandante de la operación de Nínive, señalando a un combatiente de ISIS en la pantalla antes de gritarle órdenes en su teléfono celular a los hombres del frente de batalla.

Segundos después, un ataque impacta cerca de la berma y la habitación estalla en aclamaciones.

Cuando el humo se despeja, los combatientes parecen inmóviles. Pero cuando la cámara del drone se aleja, se puede ver que docenas de militantes sospechosos de ISIS corren alrededor del pueblo, corriendo dentro y fuera de los edificios.

"Usted tal vez vino cuando teníamos tres horas de haber iniciado la batalla", explica el coronel Scott Naumann, de la 10a. División de Montaña de Estados Unidos, la cual está asociada con el comando de Nínive. "Lo que vimos inicialmente fue que Daesh fluía", dice, usando el acrónimo árabe para ISIS. "Así que lo que estamos viendo de hecho solo es el remanente de la fuerza que estaban en el pueblo".

"Predominantemente, ellos están luchando de forma tradicional en este momento... hay muchas trincheras y muchas posiciones individuales de combate. Pero, añade, "el enemigo está usando una gran cantidad de VBIEDs y de IEDs", refiriéndose a los artefactos explosivos improvisados, vehículos equipados con bombas u otros similares.

Naumann también dice, "a medida que se desplazan a áreas urbanas lejos de algunas de las trincheras... ellos también están... poniendo trampas explosivas en algunas de las casas. A medida que retroceden —y es realmente inevitable ya que las Fuerzas Armadas Iraquíes (ISF, por sus siglas en inglés) los empujan— tratan de dejar trampas atrás para poder alcanzar a los iraquíes a medida que avanzan".

Ataques suicidas con camiones

Las carreteras de la línea de frente están llenas de edificios aplanados.

Los kurdos peshmerga se trasladaron aquí para luchar contra ISIS después de que el ejército iraquí huyera de forma humillante de la región hace dos años. Los peshmerga han estado llevando a cabo una larga defensa en la berma desde entonces, y es desde aquí que los iraquíes —la 15a. división del ejército iraquí— avanzan hacia al-Nasr.

Los aviones de combate de la coalición continuamente rugen por encima, salen columnas de humo desde la dirección de al-Nasr a medida que los comandantes superiores iraquíes se amontonan en una trinchera de sacos de arena en una posición de vigilancia en la cima de uno de los pocos edificios que aún están en pie.

Están en constante contacto de radio con sus fuerzas adelantadas; los comandantes también están recibiendo actualizaciones regulares desde el centro de operaciones conjuntas, y vigilando la secuencia de imágenes en vivo del drone.

Si pueden capturar al-Nasr, tendrán una ventaja decisiva aquí. El pueblo está en un terreno elevado pero está flanqueado por pueblos controlados por ISIS en cualquiera de sus lados.

Poco antes de que llegáramos, nos dijeron que un atacante suicida en un camión había logrado maniobrar alrededor de esas tropas en la línea de frente y fue disparando hacia la berma, pero un ataque aéreo destruyó el vehículo justo unos pocos metros antes de que alcanzara su objetivo.

Aun así, parece que los iraquíes se quedaron estancados; ISIS está enviando coches bombas desde todos los lados y los francotiradores de los pueblos de los alrededores son un constante peligro.

Los rostros de los comandantes se ven cada vez más tensos.

"Si tengo la libertad para tomar una decisión sobre esta operación, no me desplazaría solo en el pueblo de al-Nasr, porque mis fuerzas estarán en riesgo del fuego enemigo desde ambos lados", dice un oficial militar superior iraquí.

"Movilizaría mis fuerzas en los tres frentes al mismo tiempo y aplastaría al enemigo".

Confusión en el campo de batalla

Obuses militares iraquíes están disparando a las líneas de suministro de ISIS en el otro lado de la aldea de al-Nasir.

Pero los iraquíes carecen de las fuerzas necesarias, dice uno de los comandantes iraquíes, para atacar a los tres pueblos al mismo tiempo.

"Tiene que ser su plan", nos dijo Naumann. "Esta es su lucha. Nosotros estamos aquí para habilitarlos, pero es su lucha. Ofrecemos consideraciones a medida que ellos idean planes en su línea de tiempo... les ofrecemos consejo".

Y —de forma crucial— Estados Unidos integra sus capacidades a los planes iraquíes. Pero incluso con el respaldo de Estados Unidos y la coalición, el éxito no es ni rápido ni está garantizado.

"A medida que ejercemos más presión en el enemigo aquí arriba, los combatientes de Daesh están comenzado a surgir en esta área en particular porque sienten la presión hacia Mosul", dice Naumann.

"Ellos saben —particularmente en este área— que si pierden esto, solo es cuestión de tiempo porque el impulso realmente está en el lado de las fuerzas de seguridad iraquíes".

Pero ese impulso no significa necesariamente el éxito.

Los iraquíes lograron capturar la mayor parte de al-Nasr el día que nosotros observamos sus operaciones... pero un momento de confusión en el campo de batalla resultó en su retirada involuntaria justo cuando estaban tratando de reagruparse.

ISIS aprovechó eso y volvió a ocupar el lugar.

Ahora los iraquíes se aferran al pequeño terreno que lograron tomar... manteniendo posiciones defensivas en la parte norte del pueblo y en toda la provincia de Nínive mientras esperan la llegada de refuerzos.

Top