cache/resized/685d5ebad287fb0e5de44c907e26acef.jpg

Los 'ultraprocesados' sirven para saciar antojos

¿Sabe que son los alimentos ultraprocesados? La definición de la OMS (Organización Mundial de la Salud) indica que son formulaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de los alimentos o

sintetizadas de otras fuentes orgánicas. Es decir, son inventos de la ciencia y la tecnología de los alimentos industriales modernos.

La mayoría de estos productos contienen pocos alimentos enteros o ninguno. Vienen listos para consumirse o para calentar y, por lo tanto, requieren poca o ninguna preparación culinaria.

Probablemente dirá que no consume estos productos, pero solo recuerde cuántas veces compró una lata de frejoles casi listos para comer o un sobre de jugo que solo necesita disolverse en agua.

Según Enrique Jacoby, asesor de la OPS (Organización Panamericana de la Salud), los alimentos ultraprocesados son “doblemente perjudiciales. Son casi adictivos y eso lleva aumentar el sobrepeso y la obesidad, al tiempo que sustituyen los alimentos frescos”.

A pesar del daño que causan, las ventas per cápita de estos productos aumentaron 43,7% desde 2000 a 2013 en el mundo, pasando de 328.055 kilotoneladas a 471.476 kilotoneladas.

En América Latina el crecimiento en ventas fue del 48% en 13 países estudiados y se incluía a Ecuador. En México, Chile y Argentina, donde la tasa de obesidad es mayor que en otros países de América Latina, la compra de estos artículos ha repuntado.

En Ecuador, según la nutricionista Priscila Lafferte, los alimentos ultraprocesados son los que más se adquieren en comparación con los que son procesados a pesar de que existen otras opciones saludables.

¿Cómo diferenciarlos? Lafferte explica que se debe prestar atención a los ingredientes. Por ejemplo, una limonada, cuyo contenido va desde agua tratada, azúcar, acidulante, saborizante, color artificial y conservantes está mucho más procesada que un jugo de durazno que por lo general tiene agua, azúcar y pulpa de la fruta: “Lo que vemos aquí es que la primera es una bebida ultraprocesada porque no tiene ningún rasgo de alimento natural, mientras que la segunda es solo procesada”.

¿Por qué son tan nocivos los ultraprocesados?

Carla Garay, médico especialista en endocrinología del Hospital Carlos Andrade Marín de Quito, asegura que los productos procesados y ultraprocesados son los que más se relacionan con las enfermedades metabólicas, entre ellas la diabetes y el colesterol.

Por esa razón se aconseja que no sean parte de la dieta básica de un niño ni en adultos. “Cuando el consumo de estos productos es diario y en las 3 comidas como ocurre con los niños cuando están en la escuela, ese snack puede provocar la obesidad temprana y la diabetes tipo II”.

La epidemia de diabetes es tal en el mundo que al momento hay 442 millones de personas viviendo con la enfermedad.

En el centro de salud zonal 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán) se atienden al día entre 20 y 30 pacientes con la patología. Así lo afirma la nutricionista Adriana Salas, de la unidad de promoción de salud del lugar.

Además, el organismo humano no puede digerir estos productos ultraprocesados y por ello causan colitis, estreñimiento y gases.

En Ecuador la prevalencia de diabetes en personas de 20 a 69 años es del 6% y esto aumentará a 7,5% en 2030.

¿Por qué el hábito de comprarlos ha aumentado? Estos productos han sido creados para saciar antojos. La OPS en su informe indica que “ciertas características (sabores y propiedades) incorporadas a este tipo de productos mediante la ciencia de los alimentos y otras tecnologías pueden distorsionar los mecanismos del aparato digestivo y del cerebro que envían la señal de saciedad y controlan el apetito, lo que lleva a un consumo excesivo”.

A esto se suma, según advierte la OPS, que las marcas bombardean con publicidad favorable sobre los ultraprocesados. Por lo general son vendidos como energizantes y fáciles de almacenar y consumir. (I)

DATOS

La mayor parte de los productos ultraprocesados son aditivos (aglutinantes, cohesionantes, colorantes, edulcorantes, emulsificantes, espesantes, espumantes, estabilizadores, “mejoradores” sensoriales como aromatizantes y saborizantes, conservadores y solventes). A menudo se les da mayor volumen con aire o agua y se les agrega micronutrientes sintéticos para “fortificarlos”.

Algunos ejemplos de productos ultraprocesados son papas fritas en paquete y muchos otros tipos de snacks, helados, chocolates y caramelos; panes, bollos, galletas, pasteles y tortas empaquetados; cereales endulzados para el desayuno; barras ‘energizantes’; margarinas, mermeladas y jaleas; y bebidas gaseosas. También se incluye a las comidas listas como platos reconstituidos y preparados de carne, pollo o pescado. (I)

Top