Pese a ser uno de los mejores entrenadores de Sudamérica, Claudio Borghi, duró pocos meses en Liga de Quito, y reveló la razón por la que le costó adaptarse a la capital de Ecuador.

El técnico fuma cigarrillos y en declaraciones publicadas por el diario digital, La Tercera, confesó que por eso le costó diariamente estar en Quito.

“La vida diaria, me costó mucho la altura. Soy fumador y me costaba el día a día”, comentó Borghi múltiple campeón de torneos internacionales.

Entre tanto, explicó que “hay muchas cosas que no funcionaron. La parte deportiva, hicimos todo lo posible pero no conseguimos el juego que queríamos”.

Al ver que las cosas no marchaban bien con Liga, él técnico de 51 años, decidió rescindir contrato. “Cuando uno cambia fórmulas y no da resultado... hay que dar un paso al costado". (D)

Original Source

Top