cache/resized/bc4cca2a694ba705138cba9d87aa6a34.jpg
Eventos
Para quienes buscan estilo y confort llega una nueva opción al mercado ecuatoriano; se
cache/resized/5a9d8d07aee9f414bde5ae3d3d6ad54d.jpg
Eventos
La planta ensambladora de GM OBB del Ecuador alcanzó un nuevo hito en su estrategia de
cache/resized/cb314dc55b901783d0cb0d07c85efcc2.jpg
Eventos
El Teatro Las Cámaras fue el escenario escogido para la celebración de los VI años de
cache/resized/690fb104ad4b8a082e4e21bd5ce6f511.jpg
Eventos
Chevyplan empresa líder en compra programada de vehículos, da pasos firmes en el Ecuador
cache/resized/3b2745e1f9ff382323c459753e24bfa2.jpg
Eventos
Corporación Maresa Holding (CMH) y la Escuela de Conductores Profesionales ESPOL E.P.
Escrito por  Dic 07, 2015

El portero menos goleado de España juega en Tercera

Björn Bussmann es un portero alemán que decidió en el verano de 2014 probar suerte en el fútbol español y que ahora se ha convertido en una sensación al ser el meta menos goleado de las principales categorías nacionales.
Defiende los colores del Caudal, líder de la Tercera asturiana, y sólo ha recibido un gol en los 13 partidos y medio que lleva disputados. "Tengo una defensa muy fuerte, yo sólo soy una parte", explica con total humildad.

Formado en las categorías inferiores del Colonia, donde militó durante 10 temporadas, también quiso probar fortuna en el fútbol inglés: "Estuve dos temporadas en el Blackburn Rovers y llegué a estar en el banquillo con 18 años en un partido contra el Everton en la Carling Cup". De ese día tiene recuerdos muy bonitos y entre ellos: "Estuve sentado junto a Roque santa Cruz", rememora.

Internacional alemán

Tampoco se puede decir que Bussmann sea un desconocido en el fútbol germano. Entre los 16 y los 20 años fue un asiduo de las convocatorias de las selecciones alemanas. En ellas compartió protagonismo con jugadores como Felix Kroos, hermano del internacional absoluto del Real Madrid, o Patrick Hermann, futbolista del Mönchengladbach. Cuando se le pregunta por algún referente, lo tiene claro: "Mi portero favorito es Brad Friedel", el meta americano que hizo carrera en la Premier League donde tiene el récord de partidos consecutivos disputados.

Aventura española

Una vez que se acabó su periplo en Inglaterra, Bussmann no quiso dejar pasar la oportunidad de jugar en nuestro país: "Mi agente tiene un amigo en España y me propusieron hacer una prueba en el Sporting". La idea original era quedarse en el filial, porque el conjunto gijonés podía traspasar a Cuéllar y el meta Denis subiría al primer equipo: "Fueron dos semanas muy buenas y estuve encantado en Mareo, pero al final no había fichas libres y me tuve que ir".

Parecía que todo estaba perdido pero entonces llegó la llamada del Caudal: "Lo único que yo quería era poder jugar y acepté la oferta aunque fuese en Tercera división". El conjunto mierense fue eliminado en los playoffs de ascenso, pero tras la llegada de Iván Ania al banquillo, el club le propuso renovar y ahora todo le va a la perfección: "No pienso en el futuro, sólo en ganar y si luego la portería se queda a cero mejor". De momento, lleva 763 minutos sin encajar un gol, un auténtico candado alemán.

Como buen alemán, Bussmann traslada la imagen de seriedad que acompaña a los germanos. Además, no trata de esconderse y se muestra sorprendido por la forma de dirigir de su entrenador, Iván Ania, así como por sus constantes instrucciones desde la banda. "En Alemania esas cosas no pasan, pero ya estoy acostumbrado", asegura.

No es la única novedad. Después de vivir el año pasado en Mieres, Bussmann decidió mudarse a Gijón. Allí vive a 200 metros de la playa de San Lorenzo y tiene claro que le gustaría aprender a hacer surf: "En Alemania no tengo playa y sería algo nuevo para mí", el tiempo dirá si lo consigue.

En Mieres todo le va de cara. El equipo es líder, sólo un gol en contra, pero hay algo que no termina de llevar bien. El Hermanos Antuña, el campo del Caudal, no tiene hierba natural: "Odio los sintéticos, prefiero la hierba natural". Salvo por ese detalle, Bussmann parece totalmente feliz en Asturias.

Original Source

Top