cache/resized/bc4cca2a694ba705138cba9d87aa6a34.jpg
Eventos
Para quienes buscan estilo y confort llega una nueva opción al mercado ecuatoriano; se
cache/resized/5a9d8d07aee9f414bde5ae3d3d6ad54d.jpg
Eventos
La planta ensambladora de GM OBB del Ecuador alcanzó un nuevo hito en su estrategia de
cache/resized/cb314dc55b901783d0cb0d07c85efcc2.jpg
Eventos
El Teatro Las Cámaras fue el escenario escogido para la celebración de los VI años de
cache/resized/690fb104ad4b8a082e4e21bd5ce6f511.jpg
Eventos
Chevyplan empresa líder en compra programada de vehículos, da pasos firmes en el Ecuador
cache/resized/3b2745e1f9ff382323c459753e24bfa2.jpg
Eventos
Corporación Maresa Holding (CMH) y la Escuela de Conductores Profesionales ESPOL E.P.
Escrito por  Dic 08, 2015

Naranjas de la China

Entre la ciudad china de Shanghái (23.000.000 de habitantes) y el pueblo valenciano de Museros (6.000) hay más de 10.000 kilómetros de distancia. Pero, si uno pasea un fin de semana por esta pequeña localidad situada a 11 kms de Valencia encontrará una pequeña colonia de 16 shanghaianos vestidos con la equipación blanca del conjunto local que se vuelven locos con las naranjas autóctonas.

El fútbol modesto no es ajeno a la globalización y profesionalización que el balompié ha adquirido en los últimos años. Cada vez son más los clubes de categorías inferiores que se abren al capital extranjero para establecer un proyecto de crecimiento a largo plazo que acabe obteniendo réditos deportivos. Es el ejemplo del Atlético Museros, club de la Regional Preferente valenciana y cuyo primer equipo es una suerte de filial del Shanghái Senhua, escuadra de la Primera división china.

Una salvación china

La colaboración entre el Atlético Museros y el Shanghái Senhua comenzó este verano, tal y como cuenta a MARCA el presidente Jesús Lois: "Tras unos problemas que hubo a principios de juli, nos tuvimos que hacer cargo de la Directiva del Museros cuatro personas. En aquel momento, el club estaba en riesgo de desaparición. Entonces nos llegó la propuesta de colaboración del club chino: ellos se harían cargo del primer equipo y, además, aportarían dinero para la escuela del Museros. Aceptamos la oferta y sacamos el club adelante".

El desembarco chino no fue sólo económico. Junto al dinero, también arribaron al club 16 futbolistas chinos, según nos explica su entrenador, Rubén Rodríguez, valenciano y que era ayudante de Lubo Penev en la selección búlgara: "Los chavales son seleccionados en China. Son de lo mejor de la cantera del Shanghái Shenhua y lo único que les falta es competición, justo lo que nos ofrece las categorías regionales valencianas".

El proyecto del equipo chino en Valencia comenzó hace un año, y siempre de la mano de Rubén: "El proyecto se inició en diciembre de 2014 y comenzamos en la escuela del Cracks, un club de Valencia que milita en Primera Regional. Nuestro rendimiento fue muy bueno y estuvimos a un paso de clasificarnos para la fase de ascenso a Preferente. Para esta temporada quisimos aumentar el nivel y por eso estudiamos la situación del Atlético Museros y nos pareció ideal. Es un acuerdo que nos acaba beneficiando a todos: ellos se olvidan del primer equipo y nosotros formamos a un mayor nivel a nuestras mejores promesas".

No hay que olvidar que el principal objetivo de este acuerdo es nutrir de futbolistas jóvenes el primer equipo del Shanghái Senhua: siete de los futbolistas chinos que estuvieron en Cracks la temporada pasada ahora forman parte de la primera plantilla, donde comparten vestuario con futbolistas de la talla del australiano Tim Cahill, el maliense Momo Sissoko y el senegalés Demba Ba, estrellas de un equipo que ha finalizado en sexta posición en la Liga china.

El fútbol, el gran beneficiado

"Precisamente lo que queremos hacer es aumentar el nivel desde abajo, que viene siendo el problema en China: se fichan buenos jugadores del fútbol europeo pero se descuida el fútbol base. Ahora nosotros tenemos buenos futbolistas con un excelente físico pero les falta competición. Eso es de lo que más se nutren gracias al Museros", comenta Rubén al finalizar un entrenamiento en las instalaciones de Cracks, que todavía siguen utilizando de manera ocasional.

Del equipo original del Museros han sobrevivido cinco futbolistas españoles: Álvaro -capitán del equipo-, Dani Peralta -segundo capitán-, Vicent, Javi y Mike. Todos ellos son de Museros de los pueblos de alrededor, algo que ha tenido en cuenta Juanjo Sanfélix, exfutbolista del Museros y actual director deportivo del primer equipo: "Ellos pedían, sobre todo, futbolistas españoles para que los chinos pudieran convivir con ellos. De hecho, fomentan las actividades conjuntas entre chinos y españoles para que ambos grupos se sientan cercanos".

Pese a que el club chino está más interesado en su producto nacional, existe la posibilidad también de que el mercado chino se abra al futbolista español."Es difícil, pero la puerta está abierta", confiesa Juanjo.

El ambiente en el vestuario es inmejorable y todos han salido ganando. La unión Shanghái-Museros ha sido posible gracias al fútbol... y a las naranjas.

Original Source

Top