cache/resized/bc4cca2a694ba705138cba9d87aa6a34.jpg
Eventos
Para quienes buscan estilo y confort llega una nueva opción al mercado ecuatoriano; se
cache/resized/5a9d8d07aee9f414bde5ae3d3d6ad54d.jpg
Eventos
La planta ensambladora de GM OBB del Ecuador alcanzó un nuevo hito en su estrategia de
cache/resized/cb314dc55b901783d0cb0d07c85efcc2.jpg
Eventos
El Teatro Las Cámaras fue el escenario escogido para la celebración de los VI años de
cache/resized/690fb104ad4b8a082e4e21bd5ce6f511.jpg
Eventos
Chevyplan empresa líder en compra programada de vehículos, da pasos firmes en el Ecuador
cache/resized/3b2745e1f9ff382323c459753e24bfa2.jpg
Eventos
Corporación Maresa Holding (CMH) y la Escuela de Conductores Profesionales ESPOL E.P.
El 48% de la riqueza del mundo le pertenece al 1% de la población Foto: contrainjerencia.com
Escrito por  Jun 17, 2015

El 48% de la riqueza del mundo le pertenece al 1% de la población

La última semana en Ecuador se ha caracterizado por los intentos de la oligarquía tradicional de imponer su propio interés sobre los intereses de las grandes mayorías. Los sectores más empobrecidos de la sociedad ecuatoriana y la creciente clase media han sido interpelados por los sectores más adinerados (ejemplificados por el exbanquero devenido en político Guillermo Lasso) a plantearse la supuesta injusticia de las dos leyes enviadas por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional para su discusión y trámite: la Ley de Herencias (Ley Orgánica para la Redistribución de la Riqueza) y la Ley de Plusvalías Extraordinarias (Ley Orgánica Reformatoria del Código Orgánico de Organización Territorial y Descentralización).

Aquellos que están impulsando las movilizaciones y la violencia en las calles contra el gobierno de la Revolución Ciudadana, por la supuesta ‘injusticia’ de estas leyes, deberían plantearse la justicia o injusticia de la actual distribución de la riqueza. Cabría que se preguntaran si consideran justo que en 2014 el 1% de la población más rica del planeta acaparara el 48% de la riqueza mundial. Esto nos deja que el otro 99% nos repartimos tan solo el 52% restante. ¿Sabrán cuál es la riqueza media por persona de ese 1% más rico? Pues es de 2,7 millones de dólares por persona. ¿Considerarán justo que las 85 personas más ricas del planeta posean la misma riqueza que los 3.500 millones de personas más pobres? ¿Es justo que el 80% de las personas más pobres del planeta se distribuya solo el 5,5% del total de la riqueza mundial? Estos datos son parte del informe anual de Intermon Oxfam sobre desigualdad en el mundo. Y no, por supuesto que no es justa esta distribución de la riqueza a nivel mundial.

En América Latina esta situación de desigualdad se agrava aún más y Ecuador no es una excepción. A finales de la década del 90 y en los primeros años del nuevo siglo, las políticas neoliberales emanadas del Consenso de Washington provocaron en Ecuador un empobrecimiento generalizado de las mayorías y un enriquecimiento muy elevado de las minorías gobernantes (por cierto, años en los que el señor Guillermo Lasso ocupaba puestos de alta responsabilidad política). Desde 2006 se ha reducido la desigualdad en Ecuador, el Coeficiente de Gini, medido por consumo, cayó desde el 0,45 en 2006 al 0,4 en 2014. Sin embargo, Ecuador sigue siendo un país desigual. Es ahí donde radica la importancia de las nuevas leyes, que luchan por una sociedad más justa. Y es esta lucha contra la desigualdad la que está molestando a los de arriba, porque sí es cierto que tocan sus ganancias, las ganancias de los sectores más enriquecidos. Para ellos, no es justo que toda la sociedad pueda tener acceso a las mismas oportunidades, porque claro está, el juego redistributivo no es un juego de suma cero. Es un juego en el que los muy ricos tendrán que compartir parte de su riqueza con los muy pobres, los pobres y las clases medias.

Fuente: EL telégrafo

Top