El presidente Rafael Correa explicó este viernes que el nuevo impuesto a las herencias que se presentará próximamente a la Asamblea Nacional no afectará a las clases medias, ni a los pobres, sino "a los más ricos" y confirmó que la tabla de cálculo completa y progresiva, que establece un porcentaje inicial de 2,5% para herencias desde 35.401 hasta 70.800 dólares, será divulgada este sábado.

"Esto va contra los más ricos, es redistributivo, no es para la clase media y los pobres. Que no nos asusten", afirmó el mandatario ecuatoriano en una entrevista con medios en Girón, provincia andina de Azuay, al sur del país.

"Está hecho para los más ricos, para romper esa inercia de siglos de media centena -talvez- de familias que nos han dominado precisamente por la herencia del poder económico", añadió.

El presidente Correa confirmó que el sábado durante su informe semanal de labores presentará la tabla de cálculo para el nuevo impuesto a las herencias que formará parte de un proyecto de ley que será entregado al Legislativo en una fecha aún no confirmada.

"Vamos a hacer una tabla más progresiva para que los más ricos paguen más, no para los más pobres", señaló el mandatario, al recordar que ya existe un impuesto a las herencias hasta de 35%. Actualmente el pago mínimo es de 5% para herencias entre 68.881 y 137.750. El 35% se aplica para herencias superiores a 826.530 dólares.

Correa detalló que el piso del nuevo impuesto empezará en 35.400 dólares. "El año pasado solo uno de cada 3.000 ecuatorianos recibió una herencia mayor de 35.000", reveló.

Fuente: Andes

Top